La impresión 3D consiste en producir objetos a través de la adición de material en capas que corresponden a las sucesivas secciones transversales de un modelo 3D. Los plásticos y las aleaciones de metal son los materiales más usados para impresión 3D, pero se puede llegar a utilizar casi cualquier material. La impresión 3D requiere del uso de un software, el correspondiente hardware de la máquina o impresora y los materiales utilizados para la propia impresión y que todos ellos trabajen de forma conjunta. Existen diferentes tecnologías disponibles para la impresión 3D que se diferencian principalmente en la forma en la que las distintas capas son utilizadas para crear las piezas. Algunas usan métodos de fundido del material para formar las capas, como por ejemplo el SLS o FDM, mientras que otras depositan materiales líquidos que son solidificados con diferentes tecnologías tales como Impresión por inyección, Modelado por deposición fundida (FDM), Estereolitografía (SLA), Fotopolimerización por luz ultravioleta, Fotopolimerización por absorción de fotones (SLS) e Impresión con hielo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 34 = 36